Saltar al contenido principal

Acerca de Catar

Tradiciones del Ramadán en Catar

El Ramadán es el noveno mes, y el más importante, del calendario lunar islámico. Durante este tiempo, los musulmanes de todo el mundo se abstienen de comer y beber desde el amanecer hasta el atardecer. Un periodo de reflexión y espiritualidad, el Ramadán reúne a individuos dispares en el acto común del ayuno.  Es un momento para la caridad y la abstinencia. La fecha inicial del mes se retrasa aproximadamente diez días cada año y se calcula según el aspecto de la luna.  En Catar, el Comité de Observación Lunar del Ministerio de Dotaciones y Asuntos Islámicos (Awqaf) declara el inicio y el fin del mes santo. Por lo general, los meses lunares duran entre 29 y 30 días, dependiendo de cuándo se vea la luna creciente, que indica el último día del Ramadán y el primer día del Aíd. Este año, en 2021, se espera desde mediados de abril a mediados de mayo.  

Cada país musulmán cuenta con sus propias tradiciones por el Ramadán, y cada comunidad incorpora sus propias tradiciones y celebraciones, lo que lo convierte en una experiencia novedosa. El Ramadán en Catar es una época mágica, con decoraciones especiales por todo el país y festividades que comienzan incluso antes de que se inicie el ayuno. Dos semanas antes de que comience, los cataríes conmemoran el Sha’ban (el 14.º día del calendario Hijri) con Al Naflah. Las familias preparan fuentes de comida tradicional y las comparten con los vecinos y los pobres.

El ayuno comienza al amanecer, tras completar el suhoor, la comida antes del alba que debe ser el sustento para todo el día.  El iftar, que ocurre al atardecer, marca el fin del ayuno con el disparo de un cañón de Ramadán. Aunque la procedencia de esta tradición es tema de debate (algunos afirman que se originó en Egipto; otros, que procede del Imperio Otomano), el cañón se disparaba para que se escuchara cerca y lejos, y así asegurar que todo el mundo supiera que era hora de comer. En Catar, esta tradición continúa en la actualidad y se emite en directo en Qatar TV. Para ver el cañón en vivo y en directo, visita Souq Waqif, Katara, la Gran Mezquita Muhammad Ibn Abdul Wahhab Grand Mosque o Souq Al Wakra.   

Tras el ayuno, llega el banquete: desde iftar hasta ghabga (otra comida nocturna) más grande y festivo, lo mejor del Ramadán ocurre por la noche. Para ser un mes conocido por su ayuno, existe una buena cantidad de platos cocinados expresamente durante el Ramadán. Aunque cada familia tiene sus propios platos favoritos, algunos son esenciales en todas las mesas de Ramadán cataríes, presidiendo las mesas iftar durante décadas.  

Estos incluyen:

-       Harees: hecho de carne macerada con trigo, aceite de oliva y canela.

-       Al Thareed: pan sin levadura crujiente con sopa hecha de cordero, pollo o verdura.

-       Al Luqaima: masa frita cubierta con sirope de azúcar, normalmente, con sabor a rosa o agua de azahar.

La ciudad cobra vida después del iftar, y la mayoría de espacios públicos (tiendas, restaurantes, recintos culturales) reabren tras estar cerrados mayoritariamente durante el día.  Se recitan oraciones Taraweeh especiales en las mezquitas tras la última oración del día (Isha) con el objetivo de completar la lectura del Corán cuando acaba el mes.

El día 14.º del Ramadán, los niños celebran el Garangao, una tradición exclusiva del Golfo muy destacada en Catar. Tiene lugar transcurrida la mitad del Ramadán y se originó como un modo de celebrar los esfuerzos de los niños para ayunar.  Las familias se reúnen en una Ghabga y reparten los Garangao, bolsas con frutos secos, dulces, semillas azucaradas y otras chucherías, entre los niños del barrio, que cantan la "Gara", una canción tradicional, toda la noche.  Gara es la palabra Khaliji (Golfo) para el sonido que hacen dos cosas cuando chocan, lo que evoca el sonido de los frutos secos y los dulces en las bolsas, o el sonido de llamar a las puertas.

El Ramadán en Catar es una experiencia extraordinaria. Existen muchas actividades y celebraciones en las que se puede participar durante este mes. No obstante, hay ciertas cosas que se deben evitar hacer.

Se recomienda

Durante el Ramadán, la mayoría de tiendas cierran pronto y abren tarde, así que asegúrate de comprobar los horarios antes de desplazarte.

Se considera una falta de respeto llevar ropa corta o escotada durante el Ramadán. Por eso, debes evitar vestir este tipo de prendas en espacios públicos durante este mes.

Son saludos tradicionales durante el mes santo.

 

No se recomienda

Este es el período de ayuno, por eso, la mayoría de restaurantes y cafeterías permanecen cerrados durante estas horas.

Se considera una falta de respeto escuchar música alta en público durante este mes. Por eso, debes evitarlo como muestra de respeto.

 

Sigue explorando

Cosas que hacer